Páginas vistas en total

sábado, 30 de noviembre de 2019

LA SALLENA INFERIOR

LA SALLENA INFERIOR


Continuación del barranco de la Sallena que en su parte inferior configura uno de los barrancos más entretenidos de la zona.


VISTAS DESDE EL ACCESO

Con su caudal permanente y su precaria instalación, tendremos que extremar las precauciones aún más si cabe en esta parte inferior del barranco.
Más corto en su descenso, pero más intenso y entretenido, no nos da un segundo de respiro en un ambiente de barranco pirenaico de primer orden.

ACCESO


Aparcaremos el coche en el mismo sitio que si vamos a la Sallena Superior, justo antes del puente del Hospital. Iremos por la misma senda, el PR-HU188, pero al llegar a las ruinas del Hospital de Gistain abandonaremos el PR-HU188 para seguir por el camino carretero hacia el puente de la Sallena. A los pocos metros un cartel -antes del puente- nos indica " Minas de Galena".


CAMINO DEL PUENTE Y CARTEL

 Una senda  a mano derecha nos sube en fuerte pendiente al principio y llano pero aéreo al final, hacia el inicio del barranco.

VISTAS DEL BARRANCO DESDE EL ACCESO

Este camino no es más que el retorno de la Sallena superior, en media hora estaremos en la bocamina cambiandonos de ropa.

SIRGA DE SEGURIDAD ANTES DE LA LLEGAR

La galena es la mena del plomo, es decir el mineral donde se extrae el plomo. Así mismo la galena se utilizó para la amplificación de señal en las radios antiguas. Y en el plano espiritual, se dice que la galena aporta armonía y equilibrio mental.
Sea lo que sea, es inevitable estar en la bocamina y no entrar a visitarla.

DESCENSO

Descenso con caudal fuerte, hay que tener cuidado en muchas de sus recepciones y como hemos dicho al principio, bastante precario en su instalación.

  BARRANCO DE LA SALLENA 

Este descenso comienza con un pasamanos de 5m y un pequeño rápel de 4m saltable, casi sin salir de la badina tenemos a nuestra izquierda un tobogán de 10m pero con  mala recepción, mejor rapelar.

INICIO

RÁPEL DE 10m

Dos nuevos rápeles de 5m y 9m ya fuera de las vistas de la senda de acceso.

RÁPEL DE 5m

RECEPCIÓN DE RÁPEL DE 9m

Ahora un resalte y dos pequeños saltos nos hacen llegar al puente de la Sallena, donde tenemos un escape hacia el camino.

SALTO

SALTO


Ya pasado el puente tenemos un rápel de 5m y otro de 7m con muy mala recepción, una cuerda auxiliar en la misma poza, nos indica que con un poco mas de caudal tendremos problemas de recepción seguro.

RÁPEL DE 5m

RECEPCIÓN DE RÁPEL DE  7m

Con una cuerda fija a la derecha sorteamos un resalte, hacemos un pequeño salto de 2m y otro rapel entre bloques nos emboca ya hacia el final de nuestro barranco.

RESALTE

RÁPEL ENTRE BLOQUES

Seguimos río abajo y tras un pequeño tobogán, tenemos una zona que nos puede traer problemas si no estamos atentos.  El río gira a la derecha y la roca resbala muchísimo, si seguimos por el río tenemos un resalte de unos 3m sin instalar que no podemos destrepar. Antes de girar a la derecha una pequeña senda sortea este pequeño "marron ", en la próxima visita instalaremos este rápel para mayor seguridad de todos.

GIRO DEL RÍO A LA DERECHA


Ya solo queda asomarnos al último rápel del recorrido que nos deja directamente en el río Zinqueta.
Un rápel de 10m muy tumbado pero resbaladizo.


 ÚLTIMO RÁPEL AL ZINQUETA

Ya estamos en el Zinqueta, remontaremos el río 10 m y una cuerda nos ayudará a subir a la orilla y ya daremos por terminado este laborioso descenso.

Pero antes, si nos sentamos y observamos, será fácil ver a un habitante de nuestros barrancos, el mirlo acuático. Todo un bioindicador de nuestros ríos, come insectos acuaticos, peces de pequeño tamaño, crustáceos, gusanos,etc..
Pequeño pájaro que se sumerge en el río para comer y esta comprobado que anda por el fondo del río. Anda contracorriente con la cabeza baja buscando comida y la fuerza de la corriente la mantiene en el fondo.

MIRLO ACUÁTICO

Todo un especialista de los barrancos. 

RETORNO


Sencillo, nada más subir a la orilla del Zinqueta estaremos enfrente del aparcamiento. 5 minutos.

Con esta entrada ya terminamos con la Sallena, que en su conjunto es uno de los barrancos más atractivos del valle de Gistain.

Hasta la próxima...